En Colombia lucha Latinoamérica...


Actualizado 



 

Continua paro nacional

El paro Nacional de trabajadores estatales que comenzó ayer para protestar contra la oscura ley de Transferencia se desarrolló en completa calma, en las diferentes ciudades del país, informaron las centrales obreras.

En Bogota, los manifestantes se desplazaron hacia la Plaza de Bolívar de Bogotá desde cuatro sitios diferentes de la ciudad.

En la ciudad Neiva en el departamento del Huila, un grupo de manifestantes bloqueo, en horas de la mañana, la salida hacia Bogotá. En Cartagena cerca de 200 manifestantes se tomaron la Catedral de Cartagena.

En la ciudad de Cali, un grupo de 2.500 personas protestó a las afueras de la Gobernación del Valle, en Villavicencio (Meta), un grupo de personas bloqueó, a primera hora, con palos y barricadas la salida hacia la capital de la República.

El paro continuara hoy cuando se espera que los bandidos del congreso, comprados por la dadivas del gobierno aprueben la ley que acabara con la educación y salud publicas.


Congresistas o militares

Ayer miércoles, a las siete y media de la mañana, un grupo de 30 congresistas al unísono con la aprobación de la nefasta “ley de Seguridad Nacional” llegaban a la segunda clase del Curso Especial de reservistas del ejercito de la burguesía.

A la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba, en el norte de Bogotá, vestidos de camuflado llegaron entre otros los senadores Samuel Moreno Rojas, Javier Cáceres, Germán Vargas, Javier Ramiro Devia y Nydia Abad y Vestidos de civil llegaron Nichols José, Daniels Martha Catalina, Araújo Álvaro, Gómez Enrique, Mattos Alfonso, Granada Fabio, Murgas Luis, entre otros.

A este primer curso, fueron invitados los 262 congresistas, por decisión del comandante de las Fuerzas Militares, general Fernando Tapias. Pero lo están tomando sólo 30. el próximo jueves 26 de julio se realizara la tercera clase del programa que terminara dentro de cinco meses y los “honorables Padres del Patria” tendra un oscuro titulo mas el de teniente del ejercito campeon en violación de los derchos humanos.

“Dios los cría y ellos se juntan” dice el dicho popular.


 

Legalizada violación de derechos humanos

El proyecto de ley de Seguridad Nacional fue aprobado el miércoles la plenaria de la Cámara de Representantes en cuarto y último debate.

La nueva ley que legaliza la violación de los derechos humanos por parte de las fuerzas militares del de la burguesía entren otros autoriza a  las Fuerzas Armadas para cumplir labores judiciales, allanar, detener y desaparecer además de que  tendrán autoridad para hacer levantamientos de cadáveres, pruebas de dactiloscopia y requisas.

El proyecto pasará a revisión de la Corte Constitucional, antes de ser sancionado por Pastrana, pero el congresista Antonio Navarro dijo que la nueva ley es inconstitucional ya que la constitución prohíbe a los militares juzgar a civiles.

A manera de consuelo la prensa dijo que la nefasta ley se aprobó luego de que se dejara claro de que estas funciones no serán permanentes, pero como todos sabemos  lo que sube no baja y lo temporal se vuelve permanente, para muestra el 2 x mil, que era provisional y hoy es permanente y además subió a 3 x mil.


"VENDO MI VOTO ... CAMBIO MI VOTO .."

El Ministro del FMI en Colombia, Juan Manuel Santos, está rebasando todos los límites. No solo ha utilizado las páginas del diario familiar para publicar serias amenazas contra los maestros a quienes prometen "romperles las espaldas" sino que ha procedido a utilizar las más bajas y ruines de las calumnias.

Según el Ministro, FECODE le cancela a cada maestro sumas superiores a los cien mil pesos para que participen de las protestas.

Con justa e indignada razón Gloria Inés Ramírez, Presidenta de FECODE le replicó: " Ladrón juzga por su condición".

Mientras tanto por los pasillos del Parlamento muchos de sus integrantes parodian al viejo poeta: " Vendo mi voto. Cambio mi voto... al fin y al cabo siempre lo he vendido"


LOS REGALOS DEL GOBIERNO

Increíble y absolutamente macondiano el regalo del gobierno a Barrancabermeja que tiene sorprendidos y airados a los barramejos. . . Ataúdes!

Demostrando su incapacidad, o su complacencia o su sentido de desgobierno, el gobierno incapaz de detener la guerra sucia en Barrancabermeja decide regalar ataúdes.

Nada de raro que el Presidente Pastrana haga en Barranca una  escala del periplo de promoción  del Plan Colombia que realiza por pueblos de Colombia donde en medio de gran parafernalia distribuye miserables auxilios para dos días de comida.

A Barrancabermeja seguramente llegará el Presidente Pastrana regalando sufragios, coronas fúnebres y mortajas. Nada de raro.


CUEVA DE ROLANDO?

 

Definitivamente el actual Congreso de la República, con honrosas excepciones, es la institución mas reaccionaria, corrupta, enemiga de la paz y arrodillada ante el imperio gringo y sus monedas de plata.

 

Los proyectos que avanzan como la Ley de guerra, reformas laborales y pensionales y la ley 012, entre muchos, muestran la catadura de un Congreso donde predominan los intereses de terratenientes y financistas, los sectores mas parasitarios y reaccionarios del gran capital, quienes están furibundos con los maestros colombianos porque en cada región los están señalando como traidores a la patria y sepultureros de la salud y la educación pública.

 

Estaban acostumbrados a aprobar a pupitrazos y a cambio de puestos y contratos cualquier cantidad de porquerías sin que nadie les dijera nada. Aprobaban impuestos, Estados de Sitio, conmociones interiores, estatutos de seguridad, desregulaciones laborales, autodefensas, alzas de precios, contrareformas y no trascendía.

 

Ahora no. Ahora tendrán que responder. Ahora habrá rendición de cuentas en cada región. Y los que voten en contra de los intereses de los que votaron por ellos, serán señalados; serán producto del escarnio público. Y esto no es ni ilegal, ni amenazante. Es simplemente el pueblo que le exige cuentas a los que se dicen son sus representantes.

 

Y está llegando la hora en que los que venden su voto por un plato de lentejas queden desnudos ante la gente y se les desbarate el nauseabundo mundo de mentiras y engaños con que construyen sus imperios electorales.


 

 

INCREIBLE. . ..

 

Primero nadie quería creerlo. Ni en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ni en la Corte de la Haya. Mucho menos en las Naciones Unidas.

 

En Amnistía Internacional pensaron que estaban adelantando el Día de los Inocentes. Pero no! Era cierto:  ayer, con paso de ganso y mirada de leopardo, Gustavo Bell, el "defensor" de los derechos humanos, recibía el reconocimiento del Ejercito colombiano del cual ahora es jefe.

 

Y no precisamente un Ejercito muy respetuoso de los derechos humanos. ¡Ver para creer!


Marcha “Vamos por Kimy” arranco ayer

Ayer, a las diez de la mañana, salieron finalmente de Medellín seis buses en los que viajaron, a Tierralta, Córdoba, unos 70 indígenas de diferentes etnias y organizaciones del país para reclamar la liberación del líder Embera Kimy Pernía Domicó, desaparecido por un grupo armado desde el 2 de junio.

Los aborígenes, acompañados por organismos humanitarios, insistieron en que su movilización será pacífica y se ejerce en cumplimiento de su derecho a la protesta y a la libre locomoción, por lo cual rechazaron el Decreto 000472, de la Gobernación de Córdoba, que prohibió la marcha prevista por los nativos del Alto Sinú.

La Organización Indígena de Antioquia, OIA, responsabilizó a las autoridades cordobesas por lo que pudiese pasar a sus asociados y a los integrantes de la caravana en general. "Seguiremos marchando con nuestra consigna: “Vamos por Kimy”.


 

Que después no lloren

Los nefastos efectos de la lógica represiva, de la ira de Dios

Por Gabriel Ángel, Para ANNCOL

   Opiniones del lector: gabangel@yupimail.com

Conforme a las concepciones criminológicas de los legisladores norteamericanos, los delitos son cometidos por personas que deciden por su propia iniciativa ubicarse fuera del orden legal, que ceden a la inclinación morbosa de hacer el mal, que asumen conscientemente el papel de chicos malos. En consecuencia, hay que castigarlos, ejemplarmente, para que el resto de los ciudadanos buenos tenga escarmiento, aprenda que no se puede obrar así. Por eso son tan rigurosas sus condenas. A prisión, cadena perpetua o muerte, según la gravedad estimada  por las leyes.

Los gringos seguramente que se identifican con el dios cristiano del antiguo testamento. Un dios bárbaro, cruel, despótico.  Que castigaba con brutalidad a quienes se oponían a su voluntad. Lluvias de fuego, plagas infernales, genocidios. El apego religioso de los estadounidenses por la biblia no es casualidad, parece más bien identidad. Los vemos en la televisión o el cine escuchando atentamente al pastor. Tragándose como verdades absolutas las historias de los profetas, del pueblo elegido. Se ajustan tan bien a su carácter. Hasta presidentes pastores en trance de culto les hemos visto en los noticieros.

Todas sus visiones del mundo están envenenadas por el dogmatismo. El talante anglosajón es abiertamente reaccionario y sus doctrinas jurídico penales no podían ser la excepción. Malhaya cuando tienen relación con nosotros. Con los colombianos, con los latinoamericanos, con los habitantes del tercer mundo, o del cuarto que recién inventaron. Como en el caso de las drogas. Los norteamericanos juzgan que el fenómeno del narcotráfico se agota en la esfera de la criminalidad y las leyes penales. Se trata simplemente de un delito, un hecho ilícito al que hay que combatir. Con todo el peso del Estado, con toda su fuerza, con todo su poder.

Por alguna razón que les resulta inexplicable, los chicos malos dedicados al narcotráfico están en notable aumento. En auténtica subienda. Un verdadero reto para los campeones de la justicia. Como cazadores de recompensas les corresponde buscarlos por todo el planeta, reducirlos, encarcelarlos, aniquilarlos. Ellos están envenenándoles a su juventud, destruyendo la tranquilidad de sus hogares, induciendo al pecado en todas sus formas. Para nuestra desgracia, han concluido que la guarida de los pillos está en Colombia, que en las veredas, los campos y las selvas de este estratégico país suramericano se encuentran los responsables de sus grandes lacras sociales.

Los latinoamericanos tenemos posiciones muy distintas en casi todas las cosas con relación a ellos. Nuestras tradiciones culturales e históricas nos hacen pensar de otra manera. Al fin y al cabo siempre nos ha correspondido el papel de perdedores, de sometidos, de simples fichas del dominó extranjero. Nos hemos visto obligados por las circunstancias a mirar hacia todos los lados, a dudar de todos los poderes, a beber en fuentes más múltiples del conocimiento. Todos nuestros presuntos benefactores han terminado por hundir luego sus garras en nuestras espaldas. Por ello somos más bien desconfiados. Nos inclinamos por indagar más, investigar más, examinar más en conjunto, observar todos los lados de la moneda. Preferimos atenernos a la realidad, por dura que sea.

Jorge Eliécer Gaitán, una de las mentes más brillantes y reconocidas que haya producido el genio colombiano, se sumó por ello con tanto entusiasmo a la escuela positiva del derecho penal, fundada por Enrico Ferri en Italia. Y nuestros códigos penales hicieron suya la idea de que el delincuente era en cierta forma un enfermo, un producto de la conjunción de un sinnúmero de causas económicas y sociales que había que tener en cuenta a la hora de pensar en imponerle una pena. Esta no podía ser entendida como un castigo, sino como un método de rehabilitar al recluso, de recuperarlo para la sociedad. Había que mirar muchas cosas, agravantes y atenuantes de una conducta, la misma peligrosidad del sujeto. Ser justo era mucho más complejo que aplicar con ortodoxia un férreo criterio único. Era ser humano.

Desde fines de la década de los setenta comenzó a ser ostensible el esfuerzo de la oligarquía colombiana por adoptar la filosofía inspiradora de los gringos. Todo porque éstos se interesaron en iniciar una lucha frontal contra el narcotráfico y la impusieron a nuestro país, que entonces no pasaba de ser un folclórico productor de marihuana, sin grandes capos ni mafias internacionales. Fueron varios los intentos de adoptar el sistema procesal de los fiscales y sus juicios semisecretos, así como las concepciones penales anglosajonas en el código penal. Hoy se habla de penas absurdas de sesenta años y más de prisión, al tiempo que se plantean sin rubores la cadena perpetua y la pena de muerte como los mejores métodos para combatir los delitos. Los testigos secretos, los arreglos judiciales, el perdón por delación y toda la gama de corrupción y chantaje legales son el pan de cada día.

Cualquier visión sociológica de la realidad desapareció por completo. La lógica represiva, la ira del dios, se convirtió también en el dogma. Un hombre de la talla de Alberto Lleras Camargo, patriarca liberal de otras épocas, había llegado a escribir en el año 1.979 en el diario El Tiempo de Bogotá, como nos lo recordó la revista elmalpensante recientemente, que fueron las políticas represivas del gobierno norteamericano, la persecución policíaca, costanera, de servicios secretos, las que elevaron a tal valor el precio de las drogas que animaron la creación de una mafia dispuesta a conseguirlas en cualquier parte del mundo para llevarlas a los Estados Unidos y hacer su gran negocio. Y llegó a advertir cómo a nuestro país se le iba a convertir en el chivo expiatorio por una responsabilidad que únicamente le competía al gobierno gringo. “La guerra y las drogas teñirán la reputación de nuestros compatriotas en ese tiempo futuro”, profetizó. Ese tipo de análisis desaparecieron por completo de las esferas del poder. La abyección al imperio fue total.

Turbay, Betancur, Barco, Gaviria, Samper y Pastrana, de manera sucesiva, fueron incrementando las medidas legales, policivas y militares contra el narcotráfico, haciendo de sus gobiernos unos meros ejecutores de las erradas políticas norteamericanas. Si todos los esfuerzos dilapidados por los últimos gobiernos colombianos se hubieran dedicado más bien a solucionar los problemas de la propiedad agraria, el desarrollo económico y la justicia social en el campo, es absolutamente seguro que nuestros campesinos jamás hubieran recurrido al cultivo de ilícitos. Porque no hubiera sido necesario. Tendrían de qué vivir, y bien. Y si en lugar de emprender semejante cruzada contra el narcotráfico, los norteamericanos hubieran  asumido con toda su capacidad educativa, preventiva y sanitaria, la legalización de las drogas ilícitas, las mafias de narcotraficantes hubieran desaparecido hace mucho tiempo. No existiría el problema.

La satanización del problema de las drogas ha convertido en un narcotraficante a todo aquel que manifiesta un punto de vista opuesto a la lógica de los norteamericanos. A su solución represiva y brutal. Es el caso de las FARC. Muy en la línea histórico cultural propia de los latinoamericanos, las FARC han sostenido que la solución al problema de las drogas no puede ser militar sino social. Y han planteado a los gringos la legalización. La lucha revolucionaria en Colombia tiene la peculiaridad de desenvolverse en el marco de una realidad social signada por los cultivos ilícitos, cosa que no ha ocurrido con ninguno de los otros procesos revolucionarios de otros lares. Pero las FARC han manifestado en reiteradas ocasiones, hasta el cansancio, su condena al narcotráfico. Sólo que la solución planteada por nuestra organización no encaja dentro de la óptica de los Estados Unidos. Por eso se nos estigmatiza como narcoguerrilla. Y por eso el Plan Colombia diseñado en el Pentágono apunta a la solución bélica.

Los norteamericanos emplean esfuerzos desmedidos en probar los vínculos de las FARC con el narcotráfico. Apenas un pretexto para extender con alguna legitimidad sus propósitos de dominación y control sobre factores que consideran estratégicos para sus intereses económicos, como el petróleo venezolano y la biodiversidad amazónica. Y todo lo encubren con su absurda guerra contra las drogas. Guerra que únicamente logra agravar el problema. Eleva los precios, estimula la conformación de mafias, genera corrupción por doquier, aumenta la adicción. Y lo peor, hunde al pueblo colombiano en un mar de sangre, de destrucción, de horror. ¿Cómo puede ser que las clases dirigentes del país traicionen de tal manera los intereses de la patria? ¿Cuánto tiempo más las soportará nuestro pueblo? Tal y como están las cosas, creemos que no va a ser mucho. Dejen y verán los que creen que con el Plan Colombia aplastarán la lucha de los colombianos. Que después no lloren.


 

ENCUENTRO POR LA PAZ  DE COLOMBIA

C O N V O C A T O R I A

 

Primer encuentro internacional de solidaridad y por la paz en Colombia y  América Latina

Los abajo firmantes, José Saramago, Premio Nóbel de Literatura de Portugal; Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nóbel de Paz, Obispo Pagura Presidente del Consejo Mundial de Iglesias, de Argentina; Profesor Heinz Dieterich, Presidente del Foro por la Emancipación e  Identidad de América Latina de México; Profesor James Petras, New York State  University, Profesor Noam Chomsky, MIT; Doctor Clark Ramsey exfiscal general, Mumia Abu-Jamal Preso Político, de los Estados Unidos; R. James Sacouman Profesor de Acadia University Wolfville, Nova Scotia, Henry Veltmeyer Profesor de Saint Mary's University Halifax, de Canadá; Ahmed Benbela Expresidente de Argelia y presidente del parlamento árabe, de  Argelia.

 

C O N S I D E R A N D O

 

1. Que el Plan Colombia significa, de nueva cuenta, la intervención militar  directa estadounidense en los asuntos internos de un Estado soberano  latinoamericano, la República de Colombia, dentro de los lineamientos de la  Doctrina Monroe, del Corolario de Roosevelt, de la destrucción del gobierno  legítimo de Salvador Allende en Chile, de las continuas agresiones al  gobierno Sandinista en Nicaragua, de la participación directa en la guerra  centroamericana y de la continua hostilidad Cuba, manteniendo el criminal  bloque, a pesar de los pronunciamientos de las Naciones Unidas, cada año.

 

2. Que dicha intervención constituye una flagrante violación al derecho  internacional, al derecho de autodeterminación de los pueblos y una amenaza  a la paz y estabilidad de la región.

 

3. Que por su naturaleza de contrainsurgencia, el Plan Colombia se dirige  primordialmente contra la población civil de Colombia y tiene por fin  inmediato, destruir o neutralizar la resistencia de todo sujeto social  opuesto al proyecto de reestructuración neoliberal de la economía colombiana  y latinoamericana.

 

4. Que el Plan Colombia, en la realidad es un plan militar que involucra a  los países de la región - a través de la llamada Iniciativa Andina- y los  compromete de diversas maneras en la intervención y se dirige, sin ninguna  duda al control de la cuenca amazónica, afectando la soberanía de los países  que la integran. Pone en peligro la consolidación, en Venezuela, del proceso  de que lidera el Comandante Hugo Chávez y afecta a los países  centroamericanos comprometidos en el desarrollo democrático por vías  distintas a la guerra.

 

5. Que el Plan Colombia, como plan de guerra se constituye en el principal  obstáculo en la búsqueda de soluciones diferentes a la guerra para el  conflicto colombiano.

 

6. Que además produce el desplazamiento masivo hacia países vecinos, de la  población civil que ocupa áreas agredidas.

 

7. Que el uso de las más modernas tecnologías de guerra, incluyendo el de armas biológicas contra las plantaciones de coca, constituye un impredecible y grave peligro para la ecología de la zona de biodiversidad más importante  del mundo, la Amazonía.

 

8. Que el plan de intervención militar regional "Colombia" debilita tanto la  integración como las buenas relaciones entre vecinos y prepara escenarios de  guerra, creando incertidumbre y angustia a los pueblos de la región.

 

R E S U E L V E N

 

1. Convocar a la opinión pública internacional y a las fuerzas democráticas  del mundo, a apoyar el Encuentro Internacional por la paz en Colombia, a  realizarse en San Salvador, El Salvador, del 20 al 22 de julio de 2001.

 

2. Denunciar y rechazar el Plan Colombia y su anexo la Iniciativa Andina,  como planes de intervención militar estadounidense que afectaran  negativamente la convivencia pacífica, la estabilidad democrática y el  desarrollo económico de los pueblos y Estados Latinoamericanos.

 

3. Promover la solidaridad internacional de los pueblos y gobiernos con las  luchas del pueblo colombiano que busca una salida diferente a la guerra para  el conflicto social y armado que padece.

 

4. Generar posibilidades de fortalecimiento de los lazos de amistad,  integración y buena voluntad, que permitan buscar el desarrollo con justicia  social y paz.

 

5. Respaldar los procesos de diálogos entre el gobierno colombiano y las  fuerzas insurgentes.

 

6. Apoyar propuestas de sustitución de cultivos ilícitos y la lucha contra  el narcotráfico, sin el empleo de la guerra, por ser este un fenómeno  económico y social que afecta a toda la humanidad.

 

Firma de los convocantes.

 

Organizado por el Comité de Solidaridad con las Luchas del Pueblo Colombiano

Compuesto por:

 

CISPES Comité Internacional de Solidaridad con el Pueblo de El Salvador

CIS Centro Internacional de Solidaridad

FUNDASPAD Fundación Salvadoreña para la Democracia y el Desarrollo Local

FMLN Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional Y otras

organizaciones salvadoreñas ADHERENTES:

 

El envío de esta convocatoria significa también la apertura de la lista de adherentes al Primer encuentro internacional de solidaridad y por la paz en Colombia y América Latina. Esperamos sus mensajes de adhesión al correo  eventopaz@hotmail.com Próximamente les presentaremos nuestra pagina web y otras formas de contactarnos


 

PAGINA PRINCIPAL | Anncol Anncol |  Voz | Radio Café Stéreo |