En Colombia lucha Latinoamérica...


Actualizado 



 

Ejercito y escuadrones de la muerte contra el pueblo

ACCION URGENTE

La Fundación Comité de Solidaridad con los Presos políticos, se permite poner en conocimiento de la comunidad nacional e internacional los siguientes hechos denunciados por las comunidades de autodeterminación, vida, dignidad del Cacarica DONDE 34 PERSONAS, ENTRE ELLOS 13 NIÑOS Y 21 MIEMBROS DE NUESTRA COMUNIDAD PODRÍAN ESTAR RETENIDOS POR PARAMILITARES.

Desde días atrás venimos planteando la situación de amenazas que se vienen presentando contra nuestra Comunidad. Hoy, con profundo dolor y preocupación debemos comunicar que 21miembros de nuestra comunidad, entre ellos 13 niños se encuentran posiblemente retenidos por paramilitares.

Como parte de nuestros esfuerzos por lograr la reactivación económica de nuestra comunidad, dos grupos se encontraban realizando labores de cultivo fuera de los asentamientos: uno en Bijao, a una hora de camino del asentamiento "Esperanza en Dios" y otro, a dos horas del mismo asentamiento, en Quebrada del Medio. Del primer grupo hacen parte 21 personas, entre ellas 13 niños. El segundo grupo está conformado por 21 personas, entre ellas 12 niños.

El día de ayer, entre 12 y 1 p.m. un grupo considerable de hombres armados hizo presencia en Bijao. Los armados que se identificaron como miembros de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá obligaron a un miembro de la Comunidad a ir hasta el asentamiento Esperanza en Dios a comprarles cigarrillos.

Desde el momento en que el campesino salió del asentamiento "Esperanza en Dios" hacia Bijao hasta ahora (10:15 a.m.) no tenemos noticia alguna sobre la suerte corrida por las 34 personas (21 miembros de nuestra Comunidad y 13 campesinos de la zona) que se encontraban en el lugar.

Su solidaridad en estos momentos es vital para nosotros. Estamos preocupados por las personas que están detenidas contra su voluntad. Las madres de nuestros niños junto con las personas de nuestra comunidad están angustiados y desesperados sin tener noticias y sabiendo que ellos también corren riesgo porque los desplazadores están muy cerca. Sabemos que nuestros niños tienen mucho miedo, por las amenazas que han escuchado que dicen que los paramilitares cuando entren "no van a dejar vivo ni a los perros".

Nosotros necesitamos su solidaridad, hoy más que nunca. Necesitamos sus voces de apoyo y su presión al gobierno para que a estas personas que pueden estar retenidas se les respete su vida y su integridad y vuelvan a nuestra comunidad. De la misma manera que se le exija al gobierno protección para la comunidad para evitar que se repita lo sucedido hace cuatro años.

Bogotá D,C., Junio 08 de 2001


Paras del ejercito desalojan un pueblo

A la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, ha llegado a siguiente ACCION URGENTE.

ANTECEDENTES

Las comunidades Afrochocoanas del Baudó, conviven con los Pueblos Indígenas Embera y Wounaan, con quienes han concertado la titulación colectiva de las tierras. Este proceso llegó a un feliz término con la entrega del último de los cinco títulos colectivos entregados el 23 de mayo de 2001.

Este territorio de Comunidades Negras ha sido reconocido legalmente cobijando 245.000 hectáreas, cuyos representantes se unen en la Asociación Campesina del Baudó-ACABA.

HECHOS

De acuerdo a los testimonios recibidos por las comunidades del Alto Baudó, la Comisión Vida, Justicia y Paz de la Diócesis de Quibdó y la Diócesis de Istmina, hacen saber a la opinión pública nacional e internacional lo siguiente:

1.      En el municipio del Alto Baudó, cuya cabecera es Pie de Pató, al occidente del departamento del Chocó. El día martes 4 de junio de 2001 hizo presencia un comando paramilitar en las Comunidades Afrochocoanas de Nauca, El Coco, La Playita y Puerto Valencia, quienes les dieron la orden de "desocupar la región en un plazo de 24 horas, pues iban a hacer una operación rastrillo".

  1. Este mismo día, 4 de junio, un grupo de personas de estas comunidades llegan a Pie de Pató a informar lo acontecido, con lo cual se emprendió el éxodo de esta población afrochocoana.
  2. El día 5 de junio de 2001 quedó totalmente deshabitado el casco urbano de Pie de Pató, el cual tiene aproximadamente unas 1500 personas, junto a las cuales se desplazaron las comunidades rurales de Playita, El Coco, Puerto Valencia y Nauca.
  3. El desplazamiento se ha realizado hacia la ciudad de Quibdó (450 personas), Istmina (133 personas), y otro grupo de personas (500) se ha quedado en el lugar llamado "La Punta", en la carretera panamericana.
  4. Además de estos desplazados existen otros puntos de desplazamiento como El Bajo Baudó, Veredas del interior del Municipio en el curso del Río Pató, sin tener conocimiento exacto de su actual situación.

El día 6 de junio de 2001 se organizó una Comisión Humanitaria conformada por la Diócesis de Quibdó, Justicia y Paz, Diócesis de Istmina y Paz y Tercer Mundo, la cual se dirigió hacia la carretera Panamericana donde se encontraron un grupo de 500 personas que se dirigían a Quibdó. La Comisión Humanitaria intentó disuadir este desplazamiento hacia Quibdó, pues en esta ciudad no hay condiciones para absorber un nuevo

  1. desplazamiento masivo, pero no fue posible debido a que un comando paramilitar había dicho que "el desplazamiento debía ser sólo hacia Quibdó".

PREOCUPACIONES

1.      Como Iglesia que acompaña el caminar de estas comunidades Negras e Indígenas, nos preocupa que su proceso organizativo en defensa de su territorio tradicional por las vías pacíficas y legales, sea nuevamente entorpecido por las acciones violentas de estos grupos que defienden intereses antipopulares.

  1. Una vez más se demuestra la vulnerabilidad de las comunidades frente a estas agresiones que se cometen con la mayor facilidad, sin que el Estado actúe de manera eficaz y oportuna como le obliga la Constitución Nacional.
  2. Debido a que la amenaza del grupo paramilitar fue dirigida a todas las veredas, corregimientos y el casco urbano del Municipio del Alto Baudó, nos preocupa sobremanera la suerte que puedan correr sus 20.000 habitantes.
  3. La forma de proceder de este comando paramilitar ha sido muy similar, en sus inicios, a la acción violenta ocurrida en el Alto Naya, donde tras la amenaza del desplazamiento y el rechazo lógico de la población a no desplazarse vino la masacre muy conocida a nivel nacional e internacional.  (...)

Comisión Vida, Justicia y Paz, Diócesis de Istmina y de la Diócesis de Quibdó

Bogotá D,C, Junio 08 de 2001


 

NARCOS, GENERALES Y TERRATENIENTES

 

Guerrilla no tiene la culpa por la crisis económica. Son los generales que se aprovechan de la guerra, dice economista, que advierte que las transnacionales constituyen un grave peligro para el proceso de paz.

 

Por Carl Mar y Robert Smith, ANNCOL

 

Nelson Fajardo es uno de los importantes economistas colombianos críticos al modelo neoliberal que viene aplicando el gobierno de Andrés Pastrana. Graduado de la Universidad de Dresden en Alemania es tenido en cuenta como uno de los mejores analistas de la profunda crisis económica que atraviesa Colombia.

 

En el mes de mayo fue invitado por la Mesa de Diálogo entre la guerrilla de las FARC-EP y el Gobierno Nacional para presentar su análisis sobre las razones de la alarmante situación actual. Su ponencia remató ante todo el mito de que la crisis económica se debe a las acciones de las guerrillas. ANNCOL entrevistó al Profesor Fajardo en la Villa Nueva Colombia en Los Pozos, Caquetá:

 

ANNCOL: ¿A que se debe la actual crisis económica en Colombia?
FAJARDO:
La crisis es producto de dos componentes. Uno es estructural y relacionado con la baja capacidad que ha tenido el país a transitar a una modernidad plena con un desarrollo económico y social integral. El otro componente está relacionado con asuntos de coyuntura, es decir con la capacidad de incidencia que tienen las potencias económicas del mundo.

 

ANNCOL: ¿Qué papel juega la economía ilegal?

FAJARDO: La economía ilegal, que a estas alturas está haciendo aguas, hundió enormemente el país de recursos económicos que no fueron articulados en el desarrollo productivo integral del país. Fueron desviados fundamentalmente a la corrupción.

 

ANNCOL: ¿Qué sectores son los que se quedan con las ganancias del narcotráfico?

FAJARDO: La burocracia del Estado ha absorbido una masa impresionante no sólo de los recursos del narcotráfico sino también de otras formas de economía ilegal. También sectores de las finanzas y la industria de la construcción se han beneficiados de ellos. Pero el conjunto de la nación no se ha beneficiado.

 

ANNCOL: Es común oír que la crisis económica se debe a “los violentos”. ¿Es así?

FAJARDO: Esta es una versión muy manipulada y maniquea. Las causas fundamentales del conflicto hay que buscarlas en los problemas estructurales de la realidad económica nacional y en la existencia de un Estado oligárquico que representa intereses de elites, fundamentalmente de franjas atrasadas ligadas al latifundio. El Estado representa intereses de sectores que priorizan su acumulación de capital con el objetivo de consumo individual e igualmente exportan grandes masas de capital a la banca comercial internacional. Así dejan muy pocos recursos para generar nuevos niveles de expansión de la frontera de industrialización nacional.

 

Si tomamos el 20,5 % de desempleo que muestra el Gobierno y le agregamos la economía de subsistencia e informalidad perfectamente pudiera estar ubicada la taza real de desempleo en Colombia entre el 40 y 45 % de la población económicamente activa.

 

ANNCOL: ¿Pero no genera la voladura de oleoductos también perdidas millonarias?

FAJARDO: Colombia vive un conflicto político-militar. Acciones como la voladura de oleoductos por parte de la guerrilla seguramente sí afecta la economía nacional. Pero así como la oligarquía colombiana tiene una mentalidad de sacar y sacar para acumular primariamente, una franja muy grande del capital extranjero transnacional tiene la política de sacar y sacar a precios muy baratos. Entonces una posible importancia de estas utilidades para el desarrollo interno de la nación es supremamente baja. Ese es uno de los ejes fundamentales del conflicto; que las transnacionales tienen una mentalidad extractivista.

 

ANNCOL: Entonces, ¿qué impacto real tiene la guerra en la economía?

FAJARDO: El Estado extrae cerca del 30 % del presupuesto general de la nación destinado a su aparataje militar. Así deja en condiciones precarias las posibilidades de introducir recursos en el gasto social, de educación, salud, vivienda, recreación y cultura. Significa una especie de economía de guerra donde el aparataje militar se ha convertido en un generador de empleos en detrimento de la actividad económica de la nación. Y la guerra también representa el tránsito paulatino a fortalecer el modelo de acumulación neoliberal.

 

ANNCOL: ¿Cómo así? ¿Qué sectores se benefician de la guerra?

FAJARDO: Obviamente las transnacionales exportadoras de armas de EUA. También se benefician franjas de la oligarquía colombiana ligadas al latifundio improductivo de ganadería extensiva. Los terratenientes generan desplazamientos forzosos de masas de campesinos y se posicionan sobre estos territorios, los dejan engordar y generan condiciones de valorización para implementar procesos de modernización o implementación del capitalismo en condiciones violentas.

 

De igual manera el sector financiero genera tasas de interés a crédito sumamente elevadas así que el acceso a dichos créditos es casi nulo para sectores económicos que no han logrado un fuerte posicionamiento en el circuito económico.

 

Y al mismo tiempo se beneficia una franja importante de generales en seguir en la vía de la guerra porque tiene una enorme cantidad de prebendas. Se ha comprobado que a través de las transacciones de los suministros para la guerra, ellos cobran un porcentaje, un diez por ciento, por la negociación. Después de que se retiran de sus puestos forman empresas con recursos extraídos por esta vía. Las empresas de seguridad de este país están dominadas por generales retirados

 

ANNCOL ¿Usted piensa que el Gobierno actual está dispuesto a hacer los cambios estructurales requeridos para lograr un acuerdo de paz?

FAJARDO: Hay una tendencia de deterioro del proceso de paz por acción del Plan Colombia hecho en los EUA y en la medida de que los sectores más reaccionario de la oligarquía ligados con núcleos de las transnacionales que se nutren de la guerra empiezan a presionar al gobierno.

 

Los complejos industrial-militares de los EUA son los que más se benefician con que se escale la guerra en Colombia. En este momento no podemos decir cual es el monto total del armamento que se destina para Colombia, pero si hay proyecciones que dicen que más allá de los 7 mil millones de dólares del Plan Colombia por debajo de la cuerda también se infiltran armas acá para potenciar la guerra.

 

Es más o menos la misma idea como el “Irangate” que se aplicó a Nicaragua. El narcotráfico auspicia la entrada legal o ilegal de armas y fortalece las estructuras del paramilitarismo, o sea el esquema de los contras en Nicaragua.


 

Guerra en Colombia no reconoce fronteras 

 

Por Kintto Lucas TULCAN, Ecuador, 8 jun (IPS)

 

Tropas ecuatorianas se enfrentaron esta semana con guerrilleros colombianos, y autoridades y campesinos de la región septentrional aseguraron que la fumigación de coca y amapola dispuesta por el gobierno de Colombia destruye cultivos en Ecuador. Un tiroteo entre soldados ecuatorianos y guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) colombiano se registró el lunes en la provincia de Carchi, fronteriza con el departamento colombiano de Nariño. El combate se produjo cuando fuerzas del ELN intentaran asaltar un vehículo blindado que transportaba dinero, informaron fuentes militares ecuatorianas.  

 

Un guerrillero murió, otro fue detenido y varios militares resultaron heridos, pero el presidente ecuatoriano Gustavo Noboa restó importancia al hecho.

 

El gobernador de Carchi, Edgar Moscoso, confirmó que los guerrilleros son colombianos, aunque no pudo asegurar que fueran integrantes del ELN.

 

Por su parte, Máximo Abad, alcalde de Nueva Loja, capital de la provincia ecuatoriana de Sucumbíos, aseguró que la fumigación de cultivos de coca en el limítrofe departamento colombiano de Putumayo, afectó plantaciones legales en territorio ecuatoriano. Según Abad, las fumigaciones en el área fronteriza están devastando cosechas, matando al ganado y produciendo enfermedades en los habitantes de la frontera."Esta situación podría llevar a un nuevo éxodo de indígenas y campesinos, no tanto por amenazas de los insurgentes, sino por temor a la lluvia de (productos) químicos que está cayendo sobre la región", advirtió el alcalde.

 

Félix Aldaz, uno de los campesinos afectados, aseguró que avionetas protegidas por helicópteros realizan fumigaciones  desde hace meses en el lado colombiano, y que el rociado cubre cultivos en Ecuador."Esa lluvia está matando nuestras cosechas de yuca, maíz, plátanos y café. Todo se está dañando. No tenemos qué vender y mucho menos con qué alimentar a nuestras familias", dijo Aldaz.

 

En la localidad de General Farfán, también vecina a Colombia, se perdió la producción agrícola y varios niños sufren erupciones en la piel o enfermedades bronco-pulmonares. El gobernador Moscoso señaló que habitantes de la provincia de Carchi "son asaltados" por irregulares colombianos. Al respecto, recordó que gobierno de Noboa ha declarado la neutralidad de Ecuador ante el Plan Colombia, la iniciativa del presidente Andrés Pastrana de lucha contra el narcotráfico y de desarrollo que cuenta con asistencia estadounidense. Sin embargo, profesores colombianos cerraron el miércoles el puente Rumichaca, que une los dos países, en protesta "porque Ecuador no asumió una posición neutral ante el conflicto".

 

Esa falta de neutralidad, según los manifestantes, estaría demostrada por la presencia de militares estadounidenses en la base aérea ecuatoriana de Manta, sobre el Pacífico.

 

"Ese es el criterio respetable del magisterio colombiano. Ellos pueden dar sus puntos de vista, pero los criterios soberanos los manejamos los ecuatorianos", respondió Moscoso.

 

El gobernador explicó que autoridades y pobladores de la frontera esperan los 78 millones de dólares prometidos por Estados Unidos el año pasado para inversiones en desarrollo y seguridad fronteriza, así como el aumento de esa asistencia."Entiendo que la falta de recursos obedece a un asunto interno del gobierno de Estados Unidos. (...) Tengo conocimiento de que el canciller (Heinz Moeller) gestiona la llegada de esos recursos", dijo el gobernador.

 

Moeller se encontraba este viernes en Washington para gestionar ante las autoridades estadounidenses la entrega de la ayuda estadounidense para proteger la frontera de Ecuador de los efectos del Plan Colombia.

 

El canciller ecuatoriano insistió en Washington en la urgente necesidad del desembolso de la asistencia prevista para este país en la denominada Iniciativa Andina, acordada por la Comunidad Andina de Naciones y el gobierno estadounidense. "Esperamos que el monto de 78 millones se mejore, porque es evidente que lo ocurrido en Carchi demuestra que Ecuador es el país más vulnerable del área andina a este tipo de infiltraciones", manifestó Moscoso.Antes de viajar, Moeller dijo estar preocupado por una posible irrupción de la violencia colombiana en el norte de Ecuador.

 

"Tenemos información de que existe un destacamento importante del ELN en el departamento de Nariño, a unos 20 o 25 kilómetros de la frontera con el Ecuador", sostuvo el canciller."Cada vez que viaja, Moeller regresa con las manos vacías, y nosotros cada vez nos metemos más en el Plan Colombia", se lamentó Arturo Paredes, campesino de la zona donde se produjo el tiroteo.

 

Esta semana se conoció en Ecuador un libro del ex secretario de Estado (canciller) estadounidense Henry Kissinger, según el cual el Plan Colombia está destinado a convertirse en una intervención militar de Estados Unidos en ese país. Para Kissinger, el Plan Colombia encierra el mismo ímpetu que llevó al compromiso de Estados Unidos con Vietnam, "primero al estancamiento y luego a la frustración", y podría tener el mismo epílogo. (FIN/IPS)


“Vamos a encontrar a nuestro hermano”

 Los indígenas colombianos vamos a Córdoba

a buscar a KIMY PERNÍA DOMICÓ

A todos los amigos de los pueblos indígenas:

Las autoridades y organizaciones de los Pueblos Indígenas de Colombia, ante la incapacidad del gobierno colombiano para garantizar el regreso vivo de nuestro compañero KIMY PERNÍA DOMICÓ, hemos decidido conformar una COMISIÓN HUMANITARIA INDÍGENA para ir a las fincas de Córdoba, una por una, hasta encontrarlo.

Te´walas y jaibanás, mujeres y ancianos, tachinaves y curanderas, autoridades indígenas de todos los pueblos, líderes de las comunidades, parlamentarios indígenas, jóvenes, nos uniremos a los hermanos Embera Katío del Alto Sinú en sus acciones de búsqueda directa. Se trata de una Comisión masiva, liderada por los hermanos del Alto Sinú y conformada principalmente por indígenas Embera de todo el país (Katíos, Chamíes, Dobidá, Siapidara), pero con la presencia de indígenas de todos los pueblos, de miembros de organizaciones no gubernamentales solidarias con las luchas indígenas.

Ante una situación extrema, los Pueblos Indígenas acudimos a las acciones que nos ha enseñado la lucha indígena: la presencia directa, la movilización y el poner el pecho abierto para defender la vida. Por eso, esperamos concentrar aproximadamente 1.000 indígenas en Córdoba, que se sumen a los Embera Katío que saldrán a buscar a nuestro dirigente.

No creemos que buscar hasta encontrarlo, a nuestro hermano KIMY PERNÍA DOMICÓ, necesite más justificaciones.

NECESITAMOS CON ABSOLUTA URGENCIA

1.      Acompañamiento de organismos humanitarios, ONGs solidarias, prensa nacional e internacional cubrimiento, acompañamiento y exigencias al gobierno a que garantice la Comisión Humanitaria Indígena.

2.      Compromisos del gobierno nacional de garantizar el desplazamiento de la Comisión, y compromiso de que la Fuerza Pública no impedirá esta acción humanitaria.

3.      Aporte para el transporte de 1.000 personas aproximadamente. Es posible que este número aumente. 

4.      Alimentación para 1.000 personas durante 15 días

5.      Droga y atención médica

6.      Implementos para la comisión de búsqueda: linternas y pilas (preferible potentes), cauchos para protegerse de la lluvia, botas de caucho.

7.      Alquiler de medios de transporte en la zona: camperos.

8.      Se requieren también el préstamo de dos teléfonos satelitales, pues en la zona no funcionan los celulares corrientes.

Actividades que realizaremos:  

1.      Convocatoria inmediata a las autoridades y organizaciones indígenas del país para que seleccionen sus delegaciones, gestionen los recursos del desplazamiento hasta los sitios de concentración y preparen los delegados espiritual y políticamente para la importante tarea que van a realizar.

2.      Convocatoria inmediata a los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales para informar de la actividad que se realizará y solicitar la adopción de todas las medidas de protección que se requieran.

3.      Convocatoria inmediata a organizaciones no gubernamentales, solidarias de los pueblos indígenas, para que nos acompañen en las tareas de información, protección, vigilancia humanitaria y búsqueda de nuestro hermano KIMY.

4.      Convocatoria a organizaciones solidarias a nivel internacional para que nos acompañen en las anteriores tareas, y en la consecución de los recursos económicos que se requieren para desplazar y mantener a la Misión de Búsqueda.

5.      Convocatoria inmediata a los grupos de apoyo universitario que acompañaron la toma del Ministerio del Medio Ambiente, para que reactiven sus actividades de apoyo e inicien campañas de recolección de alimentos no perecederos, aportes en dinero y dotación de la misión (más abajo se describe).

6.      Apertura de una cuenta en un banco, para recibir las donaciones.

7.      Desplazamiento de las delegaciones de las organizaciones regionales.

a.       Las delegaciones de los pueblos del centro y occidente se concentrarán en la ciudad de Medellín el día 11 de junio de 2001.

b.      Las delegaciones de los pueblos del Caribe se concentrarán el mismo día en la ciudad de Valledupar.

8.      Desplazamiento de las delegaciones y unificación de las mismas en Tierralta, Córdoba, en la sede del Cabildo, el día 12 de junio de 2001.

9.      Salida de las comisiones de búsqueda a las fincas de la región, a partir del día 13 de junio de 2001.

10.  Retorno. Fecha indefinida.


Los escuadrones de la muerte en Rió Sucio

Información del Periódico la Patria Junio 08 de 2001: Dramáticos relatos de los habitantes de la región.

DESPLAZAMIENTO MASIVO DE FAMILIAS : LOS "PARAS" AMENAZAN INDÍGENAS DEL SALADO

La abuela indígena aterrorizada y con las lágrimas a punto de bajar por sus mejillas esperaba al lado del conductor del jeep, la hora de partir de El Salado. Ella hace parte de las 13 familias de la Vereda, ubicada a 14 kilómetros de Riosucio, que fueron amenazadas entre el jueves en la noche y ayer, según sus habitantes, por un grupo de alas AUC.

El viejo Carpati rojo estaba parqueado al frente de la tienda La Esquina. No le cabía un pasajero más. Los mayores permanecían sentados y sobre sus piernas cargaban un ramillete de chiquillos. Entre todos sumaban 22 personas quienes se las arreglaban para acomodar también sus canastas y costales en el vehículo.

El Salado pertenece al Resguardo Indígena de Nuestra Señora Candelaria de la Montaña. Al sitio se llega en carro desde Riosucio en unos 45 minutos por una vía destapada, en donde permanecen señaladas las estaciones por donde hace poco de dos meses pasó la procesión del viacrusis de semana santa. (...)

Llegó el miedo :

El drama se inició la noche del jueves 07 de 2001, aunque las organizaciones indígenas de la zona aseguran que las amenazas son constantes y se incrementaron desde el pasado 05 de junio. "Eran como las 11 :00 de la noche cuando un hombre vestido de civil tocó en varias casas y entregó el mensaje intimidatorio : tienen plazo hasta mañana a las 4 :00 de la tarde para abandonar el lugar", comentó un señor recostado en un muro de la tienda.

La noche del jueves y la madrugada del 08 de junio pasaron en vela para la mayoría de los cerca de 900 pobladores que tiene el lugar, según el censo realizado por una enfermera en octubre del año anterior. Sin embargo algunos miembros de la comunidad tomaron las amenazas como algo normal. "En otras ocasiones nos han dicho lo mismo y no ha pasado nada", señaló otra voz en la tienda. Pero en la mañana del día 08 de junio las cosas tomaron un rumbo más crítico.

Moradores de El Salado explicaron que un grupo de hombres armados, que se identificaron como miembros de las Autodefensas, invadieron el lugar. En la vereda surgen los relatos. "Eran como 50 hombres", afirmó una voz. "No eran más", dijo otro de los habitantes. "La verdad uno qué los va a contar con tantos nervios. Lo que sí era estaban armados hasta los dientes y algunos vestían como militares y otros como civiles".

Los habitantes fueron reunidos en la llamada plaza que es un plan empedrado con pasto incipiente y la cual está rodeada por el centro Educativo, la sede del Resguardo Indígena, la tienda La Esquina, la capilla Nuestra Señora del Carmen, tres casas y una cruz de madera gigante.

La amenaza de la noche del jueves fue reiterada. "Leyeron una lista y que se atuvieran a las consecuencias si permanecían allí después de las 4 :00 de la tarde. Y que quienes sintieran mucho sentimiento por sus vecinos, pues que también se podrían ir".

Apareció la Autoridad :

Más tarde llegaron las tropas del Ejército y la Policía para verificar la información. "Al parecer son paramilitares costeños que al parecer vienen de Antioquía. Amenazaron a los que consideran servidores de la guerrilla, diciéndoles que los que tengan rabo de paja o problemas que se vayan", dijo el Coronel Ricardo Bernal, comandante del Batallón Ayacucho de Manizales, quien llegó a la vereda y anunció el aumento de operativos y permanencia militar en la zona.

Hacia el medio día la soledad y un intenso calor empezaban a cubrir El Salado. El jeep prendió motores, la abuela indígena suspiró, los otros de los otros pasajeros se encharcaron y dos muchachos corrieron para viajar encima del caro. Un poco más adelante de ellos, los vehículos oficiales como ambulancias de bomberos y camionetas con soldados, abandonaban el lugar que pareció quedar nuevamente a merced de los violentos. Sin embargo unos pocos seguían aferrados a la esperanza de que la autoridad no se marche de la zona.

"Viví siempre en este lugar. Ahora me voy sin saber para dónde y qué podrá pasar con mi vida y la de mi familia", comentó la anciana mientras su cabello y los rasgos de sus antepasados brillaban con la luz solar.

El vehículo tomó la carretera hacia Riosucio con unos pasajeros que iniciaron la dramática y cruel ruta de los miles de desplazados que por la violencia tiene Colombia.

"Estamos averiguando cuántos son los afectados por la situación y los vamos a ubicar en coordinación con la Red de Solidaridad Social", expresaron funcionarios de la Personería de Riosucio.

Pero en la vereda quedaron otros. "Tengo unos familiares en Riosucio y mañana me voy con mi esposa y mis dos hijos aunque no estoy entre los amenazados. La vida es muy valiosa", comentó un señor acompañado por dos de sus familiares en las afueras de la huerta de su casa.

La única opción que encuentran otros es quedarse. "Me quedo porque no tengo para dónde irme. En la ciudad me muero de hambre, entonces que me maten aquí", dijo un vendedor.

Otros, en cambio, dicen estar obligados a permanecer allí. "A mí me dijeron que si me iba me mataban y por eso me quedo". Comentó un hombre que llegó al sitio hace cerca de año y medio.

Bogotá D,C., Junio 09 de 2001

 

 

 


 

PAGINA PRINCIPAL | Anncol Anncol |  Voz | Radio Café Stéreo |